martes, 12 de junio de 2012

¿Como evitar pasar desapercibidos con una mujer?. La importancia de pegar primero generando situaciones.





Hemos visualizado a la mujer que nos gusta, se encuentra en el mismo lugar que nosotros, comenzamos a mirarla, a tratar de llamar su atención con gestos, haciéndonos los divertidos, hablando con sus amigos y amigas, y ocasionalmente con ella también.... Pero todo queda en la nada!.... La volvemos a ver mas adelante, volvemos a tratar de llamar su atención, hasta incluso tenemos una conversación con ella.... No pasa nada tampoco!.... Luego de un tiempo, ella deja de tener entusiasmo en vernos, nosotros dejamos de pensar que es tan linda como creíamos, todo se va por la borda, y fin de la aventura.... Es un excelente momento para que se convierta en nuestra amiga, "una conocida", o "La novia de José".

¿Les pasó alguna vez esto?.

Si lo vemos del lado del teatro y la actuación podríamos decir que no hubo una "Puesta en escena", es decir, todo el texto estaba en tu cabeza, pensabas en lo querías y en como lograrlo, eras el director de la obra, pero no lo llevaste a la realidad, no transformaste ese texto en una acción, en una representación real de lo imaginado. Otra manera de analizarlo es decir que no generaste ninguna situación, ningún conflicto, por lo cual la historia se quedo atascada en el inicio, en la introducción, sin ningún tipo de nudo. Sabemos muy bien que una trama tiene un inicio, un nudo y un desenlace. Bueno, en este caso, uno se queda en el inicio, presentando los personajes, el contexto, la rutina, lo normal.... Pero llega el momento del nudo, y es el momento de máxima  tensión en la obra, donde aparece un conflicto. El conflicto genera tensión, y la tensión si o si tiene que desembocar en un desenlace. Esto es lo que hace tan bello al nudo, hace que la historia cambie, genera que se produzca un movimiento en los acontecimientos, un corte que marca un antes y un después. Pero ¿Que pasa?. Pasa que al nudo hay que actuarlo, hay que llevarlo a cabo, en una situación que comprometa de cierta manera a los actores y genere obligatoriamente que tomen decisiones en sus vidas, para producir un desenlace. Por ejemplo: Romeo amaba a Julieta, pero por los conflictos de familias su amor era imposible, ahora, si Romeo no se acercaba a Julieta nunca y no le decía absolutamente nada, si no se casaban en secreto, no había conflicto dramático, no hay nudo, no hay trama, no hay nada.
El nudo, el conflicto, permite que la trama vire su trayecto y tenga un desenlace diferente del inicio. Por ello, es tan importante generar situaciones, conflictos, escenas.
Tu mente culpogena seguro que ya esta entrenada en preguntarse: ¿Y si hubieras hecho aquello, que habria pasado? Imbécil! Por que no le dijiste tal cosa, o tal otra.
Eso es vivir en el guión, en el texto, en el análisis, y nunca generar situaciones.

¿Que pasa cuando no generamos situaciones, conflictos y puestas en escena?


Tengo un video que les va a ser muy representativo. Y viene a colación de un concepto del cual quiero hablarles, de la psicoterapia conductista: la desensibilización de estímulos. Primero vean el video, y van a entenderlo mejor cuando lo explique.


En el video que acabaron de ver hay un Rotweiller, y un gatito de apenas semanas enfrentándose. El perro, sabemos muy bien que tiene la potencialidad de matarlo instantaneamente si quiere. Pero el cerebro procesa estímulos y responde ante ellos, no ante análisis racionales y lógicos de la situación.
Al principio el gato, se encuentra asustado por su inferioridad de tamaño, el perro sigue asustandolo con ladridos, (Obviamente esta jugando), y el gato se mantiene firme a la defensiva, hasta que luego de un rato de ver que sus ladridos no le hacen daño, de que el perro no lo ataca, de que sigue tomando distancia, le comienza a perder el miedo, y lo ataca. El perro se hecha para atrás, y cada vez que se hecha para atrás el gato toma mas confianza.
La explicación es simple: Un estimulo que nos genera una respuesta determinada por sus consecuencias, al ser repetido durante un lapso largo sin la presencia de la consecuencia, va perdiendo fuerza, hasta el punto de dejar de producir la respuesta que producía en nosotros. Si al estímulo (Perro) le tememos por sus consecuencias (Nos mata), generamos una respuesta inmediata (Huida, miedo), para evitar dichas consecuencias en este caso. Ahora si la consecuencia (Nos mata) no se presenta, pero el estimulo (Perro) si, quiere decir que no hay asociación entre el estimulo y la consecuencia, por lo cual pierde fuerza la respuesta, hasta extinguirse completamente. Este proceso se denomina desensibilización.
Todo ser vivo se adapta a los estímulos del ambiente, desde la biología se denomina adaptación biológica, cuando nuestro cuerpo se adapta a las condiciones climáticas, al sedentarismo o al movimiento, a lo que comemos, al aire que respiramos etc.
En síntesis, a lo que vamos con esto, es que si el perro no le muerde una pierna al gato, no se le lanza encima, o no lo sacude, el gato se adapta a su presencia, hasta el punto en que en algun momento va a pasar desapercibido, por que no es un peligro real, es un estimulo mas del ambiente.
Lo mismo pasa con las mujeres: Si no hacemos nada, si no producimos un quiebre, si no generamos una situación, se adaptan al estimulo de nuestra presencia, y pasamos a ser alguien mas, a ser rutina, a no generar nada. Los Gestalticos lo llaman "Figura-Fondo", la manera en como percibimos y organizamos nuestro ambiente es a través de "Figuras" los cuales son objetos de nuestra atención en un momento determinado y "Fondo" osea todo lo demás, lo que siquiera nos percatamos de que existe.
En un primer momento puedes ser "Figura" para una mujer, y a la media hora, al día siguiente o al mes siguiente vas a pasar a ser "Fondo", o ella va a pasar a ser "Fondo" para ti.

¿Como generar una situación real?


Ahora es cuando cobra importancia el titulo de este articulo. Yo dije que era importante pegar primero. Y esto tiene un significado muy importante. Si fueras el Perro, y ella el gatito, y en vez de quedarte ladrando te le lanzabas encima, el gatito no tenia opción, tenia que correr o pelear. Lo mismo que pasa con una mujer, si apenas la ves, te abalanzas sobre ella y la intentas seducir a ella no le queda opción que correr o enfrentarte, pero nunca ignorarte. Ahora si te quedas "Ladrando" desde lejos, es decir, arreglándote la ropa, mirándola, haciendo "caritas", hablando con las amigas, y hasta incluso hablando con ella, sin generar ninguna situación que la comprometa, es lo mismo que nada, te pierde la admiración, te pierde la importancia, la atención, el respeto.
Lo mismo pasa con la mujer quejosa hacia el marido: "Juan siempre venís y te tiras sobre el sillón a ver futbol, ensucias todo, no te das cuenta que yo limpio todo el día y vos te cagas en todo mi trabajo.... bla bla bla bla". El análisis del hombre después de un tiempo es "En 10 minutos se va a cansar de hablar, mientras tanto dile que tiene razón".
Ahora que pasaría si en vez de hablar ella toma una decisión, y genera una situación real, un conflicto real: "Juan vendí el televisor, me tenías las pelotas llenas con el fútbol, y el sillón se lo regale al vecino, si llegas a traer otro televisor a esta casa te juro que se termina la relación para siempre".
Juan ya no puede ignorarla, la novia le acabó de presentar un conflicto real, tiene que tomar una decisión y provocar un cambio en la historia de la pareja. Su novia pego primero, ya no es pasiva, ya no esta a la espera de que Juan decida cambiar, genero un quiebre, un nudo, que va a desembocar en otro desenlace.

Por ello para generar una situación real tenemos que irnos de la rutina, de los estímulos normales que rodean a esa mujer, de los fondos, de la repetición.
Tu cabeza tendría que pensar de este modo: ¿Cuando doy el primer golpe?¿Donde lo doy?¿Como lo hago?. Como un boxeador, activo, viendo el oponente con la mira fija en el objetivo, y esperando para lanzar el gancho.
Una vez que tiramos el primer gancho no hay vuelta atrás e impedimos que todo termine en "Y el tiempo paso y nada...".
Pero para ser mas precisos vamos a ver bien a lo que me refiero con golpear primero, con generar situaciones reales, con traer al conflicto: Un ejemplo de esto sería desde lo gestual, si vemos una chica que nos gusta pero no conocemos, sonrreirle de manera sensual y saludarla con la mano desde lejos. Este gesto da a entender claramente que hay intenciones sexuales u amorosas en ti. Otro ejemplo sería que te la presenten y la saludes diciéndole: "Hola un gusto conocerte, amigo no me dijiste que tu amiga era modelo", otra manera es hacer chistes insinuando tu interés: "Un ejemplo puede ser que le pregunten a ella si ya se va, o se esta por ir, y te anticipes contestándole: "No todavía no nos vamos", luego te ríes y dices "Era solo una broma"". En la cultura argentina lo llamamos "Palos", es una manera de marcar territorio, e informar claramente cuales son nuestras intenciones.
¿Por que este tipo de actitudes son conflictos, puestas en escena, o situaciones reales? Por que la persona después de escuchar nuestras intenciones sigue estando frente nuestro y probablemente obligada a relacionarse con nosotros, y tiene que decidir "¿Que hago con lo que me dijo Juan?", osea le pateamos la pelota a la mujer, le dejamos nuestro problema a ella. Es muy diferente, lo que hacen muchos hombres de gritarle a una mujer cuando pasa: "Hola preciosa, que lindo cuerpito, etc"... Esa mujer va a pasar de largo no le generamos ninguna situación, ningún conflicto. Ahora si lo hacemos con una chica en medio de un cumpleaños no se puede ir a ningún lado, si lo hacemos con la compañera de la universidad tampoco, menos que menos con la compañera de trabajo.
Lo importante de entender esto, es que sabemos que la dificultad de seducir radica en la timidez, radica en el "quedarse en el molde", en no arriesgarse, y eso se visualiza como pasividad: Esperamos a "Que se de la situación", y con ello a largo plazo generamos que se pierda el misterio que podríamos haber generado en la mujer en un principio. ¿Se entiende?. Si no golpeamos primero, la realidad nos golpea primero a nosotros y casi siempre es un Knok-Out.

Y...¿Que pasa luego?

Lo que pasa luego es lo mas importante, una vez que juntamos valor y generamos una situación en la cual le dejamos bien en claro a la mujer cuales son nuestras intenciones, ella tiene que cambiar inmediatamente su manera de vernos. Tiene dos opciones: O vernos como un hombre al cual quiere esquivar o vernos como un hombre al cual quiere seducir ella también. Esto trae una ventaja: Ya no somos "alguien mas".
El tema es tratar de generar este tipo de situaciones en los inicios de la relación, apenas conocemos a esa mujer, o al poco tiempo, para que nos vea como hombres instantáneamente.
Hay algo aquí que es para destacar: La timidez suele vincularse con fuertes sentimientos de perder el control, o no tenerlo. Cuando ponemos las cosas de manera que ella sabe que tiene que huir o quedarse, tomamos el control. Es decir, ella ya sabe nuestras intenciones, si decide alejarse puede ser por rechazo o por timidez. Si es por timidez la que tiene miedo es ella, y nosotros aumentamos inmediatamente nuestra sensación de control y seguridad. Podemos seguir jugando en ese juego: "¿Cual es el password para que me aceptes un café?¿Te tengo que decir una palabra, un código, o que?... o "En el 2014 tengo un sábado libre, ¿podríamos ir al cine no te parece?".
Osea que en realidad el valor lo tenemos que tener por 2 minutos, para tirar nuestra bombita, después de eso todo se vuelve fácil: O nos rechaza explicitamente, o nos busca, o nos evita por timidez.
Por lo tanto en tu cabeza tendrías que tener en mente que tienes que soportar un tiempo corto de ansiedad máxima, y luego viene la recompensa.
Tendrías que plantearte todo esto de tirar tu bombita como un juego siguiendo a la pregunta ¿Donde y como la tiro?. (Traten de responderla rápido, dense un tiempo limite según la situación sino la ansiedad gana siempre).
Les aseguro que la recompensa después de hacerlo es muchísima. Conquistemos o no a esa mujer, el sentimiento de liberación, de haberse sacado de adentro algo que pensábamos de por si es muy satisfactorio. Poder decir la frase "Hice lo que pude pero ella no quiso". Es también una victoria, pero en este caso es una victoria para nosotros mismos, por que nos permite seguir adelante y buscar a la próxima mujer.

Hasta la próxima!



2 comentarios:

  1. Butterbean Andres Santos1 de junio de 2014, 2:51

    Amigo,muchas gracias.Buscaba informacion sobre el tema y me encontre con tu articulo lo tengo que decir la verdad comleto lo que me faltaba.Soy un ombre con muchas ambiciones inpresionantes, seguire buscando respuestas asi ya este ancianito y nos miren diferente. Ahora me doy cuenta de todos esos años que perdi teniendo una mente pesimista sobre mi mismo, tengo apenas un mes con una mentalidad diferente y ya beo resultados que nunca imagine. Textos como este combiarian al mundo gracias se que muchas otras personas agradeceran esto.CAMBIAR EL MUNDO CAMBIAR DE RUMBO.

    ResponderEliminar

Envia tu comentario o consulta!.