lunes, 21 de septiembre de 2009

Las ridículas razones del fracaso ¿Por que no podemos hablarle a las mujeres?




Hoy vamos a hablar de aquellos factores que hacen que gente como tu o como yo, o cualquier otro hombre se quede estancado en la posición de salida antes de realizar el primer paso en la recta. Pero antes vamos a hacer un pequeño examen de conciencia, para aquella gran mayoría que se queja de su destino, de que las mujeres no lo toman en cuenta, que es un fracaso como hombre, etc. etc.


Examen de conciencia


Vamos a ver cuál será tu opinión luego de responder a las siguientes preguntas, presta atención, y preciso que respondas de la manera más sincera posible sin mentirte a ti mismo:
¿Cuándo fue la última vez que hablaste con una mujer desconocida? ¿Con cuantas mujeres desconocidas hablas por semana? ¿Cuántas de las mujeres desconocidas con las que hablas por semana vuelves a ver? ¿Cuántas de esas mujeres que vuelves a ver se transforman en interacciones placenteras? ¿Cuántas de esas interacciones placenteras se materializan en una cita? ¿Cuántas de esas citas se transforman en el inicio de una relación o en sexo?
Al responder sinceramente este cuestionario, ¿sigues teniendo la idea en mente de que tu poco éxito con las mujeres se deba a tu aspecto físico, tu incapacidad, o lo poco interesante que eres?.
Si aun te queda alguna duda, todavía se puede aclarar más: Si te acabas de dar cuenta de que tu vida esta vacía de mujeres nuevas, que no tomas iniciativas para comenzar nuevas relaciones, para conocer nuevas personas, para tener un menú de posibilidades de la cual elegir las mejores, entonces estas dando el primer paso, por que las mujeres no llegan a la puerta de tu casa con el cartero y te piden que firmes en el espacio en blanco para tenerlas el tiempo que quieras. 
Esa pasividad de esperar que una estrella fugaz choque con uranio, aparezca una señal celeste en el cielo y los astros te digan besala para comenzar a tomar las riendas de tu vida es lo que más te mantiene esperando en la silla frente quienes están de aquí para allá con demasiada abundancia. ¿Qué diferencia hay?. Podes estudiar PNL, técnicas de hipnosis, memorizarte completamente la secuencia del hombre de octubre, estudiarte todos los razgos alfa y sabértelos de memoria, y haberte recorrido todas las páginas de internet sobre seducción en búsqueda de “la clave”, y incluso después de todo eso haber pasado todo eso, preguntándote por que aun, con tanto conocimiento sigues sin mujeres.
 
Esto puede ser realmente infinito, puede ser que nunca llegues a tener mujeres sabiéndote las mejores técnicas de hipnosis. ¿Por qué?. Porque sigues con la MENTALIDAD MEDIOCRE que te dice: “Apenas sepa esta o aquella técnica tendré la clave, el poder para seducir cualquier mujer”. Déjame repetírtelo nuevamente: LAS TECNICAS SON LA PULIDA FINAL, SON LO MENOS IMPORTANTE!!!!! DEPENDER DE LAS TECNICAS DE SEDUCCION TE TRANSFORMARA EN UN SOLUCIONES-MAGICAS-DEPENDIENTE, Y NO VA A HABER NINGUNA DIFERENCIA ENTRE USAR AXE O HIPNOSIS!!!. 
Por lo tanto deja ya de buscar soluciones mágicas en internet, deja de buscar “la clave”, deja saturarte de tanta información que nada tiene que ver con lo real, lo real está aquí y ahora, ¿Y cómo se llega a lo real?. SALIENDO A LA CANCHA!!!!! (hablando con mujeres). El secreto máximo de seducción, guardado y confiado por milenios y milenios entre razas, culturas, y sociedades, va a ser siempre ese: SALIR A LA CANCHA!... 
No importa cuánto sepas, cuan poco preparado te sientas, sal ahora a la calle y ponte una meta: Hablale a veinte mujeres desconocidas por día, pídeles la hora, pídeles la dirección de una calle, pregúntales donde está la ferretería más cercana, cual boliche de tu ciudad es el mejor para salir en la noche, que cosas divertidas hay en la ciudad para hacer, si la lechuga quedaría bien combinada con pepino, como se prepara una torta, lo que desees, hasta que preguntarle algo a cualquier mujer te sea natural. No aspires a seducir a toda la cuadra, no aspires a dejarla muerta con tu pregunta, por ahora aspira a acostumbrarte a no quedar estancado en tu casa sin hacer nada de tu destino y sal a conocer gente.
 Puedes ser suficientemente divertido y buena onda para estar rodeado de gente nueva siempre, pero para ello sal a conocerlos, haz amigos nuevos, amigas nuevas, las amigas traen mas amigas, los amigos traen amigas, acostúmbrate a ser sociable, a no inhibirte. SI, ya se, toma tiempo, de un día para el otro no serás el hombre más popular de la tierra, pero todo comienza con el primer paso. Y vuelvo a repetir, si no puedes decirle hola a la vecina, de nada te va a servir la hipnosis, trabaja con eso, siempre mantente con motivación para hablarle a gente nueva y hazlo sin dudarlo.


Razones del fracaso: Ansiedad anticipatória y comportamientos evitatívos.

Ahora entonces vamos a la teoría de nuevo. Es necesario que te preguntes, que es lo que pasa en el instante anterior al cual le vas a hablar a una mujer desconocida, que es lo que se te viene a la cabeza, estate muy atento de ello, debemos trabajar sobre eso para que la próxima vez no te afecte de ninguna manera, por lo tanto presta atención. 
Lo que pasa por tu cabeza antes de abordar una mujer, es determinante, por que eso es lo que genera tu ansiedad y te lleva a evitar la situación. A este estado los psicólogos los llamamos ansiedad anticipatoria, que es un estado de ansiedad y preocupación generado antes de enfrentarte a la situación fóbica.
Lo que pasa por tu cabeza son lo que la psicología cognitiva llama pensamientos automáticos. Los pensamientos automáticos pueden ser imágenes (Imaginarse siendo ridiculizado por todo el mundo), o verbalizaciones ("Ella se va a reir de mi"). Trabajan simultáneamente (pueden ser varios a la vez), en paralelo, y se activan en mili segundos sin esfuerzo consciente.
Estos pensamientos automáticos que te llevan a un estado de ansiedad, son distorsiones cognitivas, basadas en creencias nucleares irracionales. Las distorsiones mas importantes son:


 a) Inferencias Arbitrarias: Llegar a conclusiones ilógicas arbitrariamente, sin evidencias. (Ej: Si me mira así, es por que soy feo).
 b) Maximizacion - Minimizacion: Maximizamos el peligro, y minimizamos nuestras defensas o capacidades de afrontamiento (Ej: "Es muy linda para mi, yo no podría hacer que ella pase un buen momento"). 
c) Catastrofizar: Exagerar los peligros de una situación (Ej: "Si me rechaza es terrible").
d) Personalizar: Centrar en nuestra persona ciertos acontecimientos (Ej: "Todo el mundo me esta mirando").


Estas distorsiones como dije corresponden a creencias nucleares que con el tiempo debemos ir modificando. Esto es lo que en muchos libros de seducción han llamado "Juego interno".
Los pensamientos automaticos van acompañados de emociones y conductas. En tu caso: Ansiedad y Evitación. Nuestro interés es identificar esos pensamientos automáticos y llevar siempre un papel a mano para escribirlos. Luego podemos investigar y ponerlos a prueba. 
Un ejemplo de ello sería: Situacion: "Maria esta sentada y quiero ir a hablarle pero no me animo". Pensamientos automáticos: "No me va a querer contestar y va a poner una excusa para irse". Emociones: Tristeza, impotencia, ansiedad Conducta: "Me quedo sentado y no hago nada".
Ahora identifico la distorsión cognitiva: Fue una inferencia arbitraria, no tengo pruebas para que Maria vaya a hacer eso (a no ser que pueda adivinar el futuro). ¿Que pruebas hay para creer que Maria no me va a contestar?¿Seria tan grave?¿Y en el caso extremo de que se vaya, como se que me esta poniendo una excusa para irse?¿Y si la pone es tan grave?.
La idea es que poco a poco vayas aprendiendo a destruir esos pensamientos automáticos que no te sirven.
Pero te voy a acortar el camino, aquí hay una lista de los casos mas típicos:


1) Miedo a ser rechazado 
2) Proyecciones catastróficas 
3) No saber que decir 
4) Racionalizaciones por nervios.


Todas estas causas tienen la misma solución, no obstante vamos a hablar un poco de todas ellas.
1) Miedo al rechazo. El miedo al rechazo surge a causa de identificar el rechazo con uno mismo, es decir, que cuando una mujer esta rechazando un intento nuestro por seducirla nos está rechazando a nosotros (Personalizar). Esa clase de identificación es un error muy común, ella probablemente no ha rechazado nada y tu has quedado a mitad de camino, y si ha rechazado, lo que rechazo fue tu juego, fueron tus intentos equivocados, pero tampoco te estaría rechazando como persona de esa manera. Vamos a enumerar varias razones por las cuales una mujer puede rechazar tu juego:

  • Salió con las amigas solo a bailar y no quiere estar con nadie.
  • Tuvo un día terrible y lo que menos quiere es que alguien le venga a hacer preguntas de nada.
  • Tiene novio
  • Está enamorada de un chico que no la atiende, y no obstante no piensa mirar a nadie más.
  • Tiene 4598498934 cosas más que hacer en el día y no se puede quedar colgada con vos hablando de la vida.
  • Esta en periodo
  • Le atraes demasiado y se pone nerviosa (Aclaro, lo que acabe de decir es demasiado real, he conocido muchas mujeres que antes de estar conmigo no podían sostenerme la mirada o seguir una charla, y vivían evadiéndome, para luego confesarme que las ponía muy nerviosas, y no sabían cómo responder, pero me entere de eso por seguir el juego y no frustrarme al primer intento ;))
  • Esta ocupada, su religión no se lo permite, tiene xenofobia, odia que le hable gente desconocida, tiene problemas para relacionarse, no tiene ganas de conocer gente nueva, se va a vivir a Groenlandia en una semana.
Creo que podría seguir todo el día así con miles y miles más de razones, son infinitas, por más disparatadas e irreales que le puedan parecer a tu cabeza, son de hecho muchísimo más reales que las que se te crucen. ¿Por qué? Porque tu cabeza sigue formateada con el hombre impotente que necesita de algo externo para ser alguien, y con que eres un desperdicio social etc. Desde ese punto de vista, es obvio que las lecturas que vas a hacer de tus interacciones con mujeres van a ser de rechazo de tu persona y es aun más lógico de que veas como ridículas las opciones arriba dadas. Las opciones que di arriba son demasiado reales, y si hay, de todos modos mujeres que te rechacen por tu físico o tu forma de ser, está perfecto, todos tenemos derecho a rechazar a quien sea, no todo el mundo tiene por qué pensar que eres hermoso, algunos se guardaran su derecho de que no les gustes físicamente, o que no le guste como eres.
Ahora sí, nunca, todo el mundo va a pensar que eres feo, ese es un error terrible, y él 90% de tus fracasos van a deberse a miles de factores más externos a los que puedas imaginarte. Respecto a eso hay una cosa más aun que my seguramente no tomas en cuenta: La belleza es relativa. Y aun más, la belleza es doblemente relativa. En primer lugar porque todos tenemos un pasado diferente, particular y lo que cada uno haya caracterizado como bello o feo en su pasado, de acuerdo a sus experiencias es único e irrepetible, es decir, todas y cada una de las personas tiene un gusto completamente diferente a la otra. En segundo lugar, porque la belleza física, también depende de la actitud, te va a pasar más de una vez de ver una mujer de lejos y decir: es hermosa, y luego conocerla, que te desagrade su forma de ser, y empezar a ver un montón de defectos en ella, hasta que te parezca físicamente repulsiva. 
O puede ser que hayas estado con una mujer, y luego con el tiempo te deje de causar placer y veas más defectos en ella de la misma manera. O incluso que veas una mujer fea en un principio, y luego de conocerla te cause mucho placer su presencia hasta verla hermosa. Creo que ya tuviste que haber vivido la experiencia de la chica hermosa, pero sumamente histérica e insoportable, comúnmente llamada “pendeja”, que luego de pasar 2 minutos a su lado escuchando solamente idioteces sin cesar de su boca quisiste estar dos metros bajo tierra muerto, y la chica “linda” bajo el mágico efecto de ser una idiota ha mutado en una chica completamente desagradable a tu presencia. 
Por lo tanto la belleza es doblemente relativa. Bueno, espero que a esta altura, no te quede una sola duda de que seducción nada tiene que ver con belleza física. Que seducción es un juego, un juego en el que quien se queda estancado con las fichas que tiene no puede avanzar ni un casillero, y por más hermosas fichas que tenga, lo sepa o no, si no juega, no gana.

2) Proyecciones catastróficas: Es decir, que antes de decir "hola" te imagines como es que se va a venir el "chau" con todos los detalles de tu imaginación. Se produce de manera tan veloz, un segundo antes de la acción. Antes de ir a hablarle a una chica ya estamos imaginándonos toda una película donde ella se encarga de deshacerse de ti, imaginándonos detalles de su rechazo sumamente catastróficos que hieren nuestro ego. Por suerte hay una solución para ello, y ya la desarrollare a continuación, no obstante, mientras más éxitos tengas esas proyecciones irán virando a proyecciones donde el éxito es seguro, como me pasa a mi ;).

3) No saber que decir: No saber que decir es también uno de los problemas esenciales de los seductores y un problema aun mayor es la cantidad de páginas dedicadas a exponer rutinas para repetirlas como loros idiotas, creando la ilusión de que en las rutinas esta el éxito. Nadie sabe qué decir, nunca. Lo importante acá es que no te importe no saber que decir y que tengas la capacidad de crear lo que vas a decir de acuerdo a la situación. Desde el lenguaje de la seducción, lo que uno le dice por primera vez a una mujer “para romper el hielo” es llamado “abridor”. El abridor es una fase, una palabra, un gesto, o una serie de frases. Cualquier cosa que sirva para producir un impacto hipnótico en la mujer y poder captar su atención. Es todo muy hermoso desde la teoría, pero de la teoría a la realidad hay una brecha gigante. El tema de los abridores va a ser tratado más adelante, y van a explicarse los conceptos más importantes para que puedas crear sin problemas tus propios abridores de acuerdo a la situación. Pero lo importante ahora es concentrarse en el hecho de que no importa que decir, lo que importa es decir algo, o hacer algo y acostumbrarse a seguir ese algo sin quedarse completamente paralizado. Cualquier cosa que digas va a ser infinitamente mejor que no decir nada y quedarte estudiando patrones inútiles en tu casa que ni al que los escribió creo que le hayan sido útiles. Por lo tanto decir: "hola, me pica el codo, tengo frio, cómo te llamas, qué hora es, donde puedo comprar un cactus, cual es el banco de sangre más cercano". Lo que se te ocurra, con tal de decir algo, cualquier cosa es infinitamente mejor que quedarte estancado en tu casa. Siempre hay algo que decir, cualquier cosa que digas ya es algo que decir, y recuerda, no importa cuán perfectamente diseñada esta la formula, lo que importa es usarla, es salir, es sentirte en sintonía, con buena onda, con alegría, seguro de ti mismo y salir ya, ahora mismo, a la calle, al bar, a cualquier actividad que hagas y hablarle ya, a chicas desconocidas con el contenido que sea.

4) Racionalizaciones por nervios: Es el otro factor que está ahí para complicarnos la vida una vez que nos propusimos un objetivo (mujer que se desea seducir, desde ahora será llamada objetivo). Desde ese preciso momento comienza una maquinaria interna dedicada a justificar las razones por las cuales no tiene sentido hablarle, hasta autoconvencerse completamente de ello. La mente comienza a recorrer un camino interminable de escusas, que justifican los nervios que surgen a causa de las razones ya expuestas, esas escusas dicen: "no tiene sentido", "al final yo tampoco soy de esa manera", "no es mi manera de ser", "no me va a dar bola", "ya fue me compro ropa y después vuelvo", "no tengo bien el pelo", "No hay chicas lindas hoy" y miles de idioteces más que logran que pospongamos nuestra felicidad día a día a día, sin cambiar nunca el curso de las cosas. Entonces, estés donde estés, como estés, siempre van a haber mujeres al lado tuyo y no hay escusas para no hablarle, ninguna, cualquier escusa será un invento demasiado irreal de tu mente para asegurarse de que no muevas un pelo adelante.

Ahora si sabemos muy bien que tememos al rechazo, que proyectamos catástrofes, que tememos no saber qué decir, y encima de todo eso justificamos todo para incluso creer que está bien irse a casa y no arriesgar nada, estamos en condiciones de entender que nos hemos tomado un coctel de barreras psicológicas que nos han transformado en un seductor absolutamente impotente. Ahora, ¿Cómo despertamos al tigre?. Ese será nuestro próximo tema: Regla de los tres segundos, regla de acción, motivación previa y calentamiento previo, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envia tu comentario o consulta!.